Fe ejemplar

FE EJEMPLAR

Prepáranse la abuela con su nieta
con sendas bolsas de migas de pan,
para darle alimento a las palomas
que en el alba volando vienen, van.

—Abuelita, las palomas no bajan,
abuelita, las palomas no están.
—Les tiraremos, hija, estas migajas,
que a buscarlas, de seguro, vendrán.

—Abuela, las palomas ¿dónde han ido?
No las veo. Ellas ¿dónde estarán?
—Algunas han salido de sus nidos
donde hay polluelos para alimentar.

—Arroja aquí el manjar, en este césped,
y cuando ellas terminen su volar
seguro avistarán estas miguitas,
¡Da por cierto que las encontrarán!

—No siempre el resultado está a la vista,
y aunque no lo veamos, da esperar,
y con fe, seguir mientras optimista:
con confianza, ¡seguro ocurrirá!

Las dos bolsas de migas ya acabaron,
mas, no acaban las aves de volar.
Quedó un blanco maná en el verde pasto
y una niña esperando en soledad.

Cansada de algo que supuso vano
la pequeña se alejó, para jugar,
pero luego volvió, en pocos minutos,
y ya no estaban las migas del pan.

©Rubén Sada – 09-11-2012

 

http://rubensada.blogspot.com/2013/06/fe-ejemplar.html

Anuncios

SAL DEL ESCONDITE

poema psicológico, autoayuda, rubén sada, escondite,

SAL DEL ESCONDITE

 

Te invito a emerger del escondite

sal afuera, donde haya buena luz.

Afuera, donde haya fiesta y convite,

y donde la invitada seas tú.

 

Da la vida revancha, y da desquite,

y no tienes por qué seguir así.

Acepta lo que ésta te dé y quite,

¡aún así, estupendo está vivir!

 

Al final, sólo llega quien compite,

claudicar no es la mejor opción.

El fuego intenso todo lo derrite,

la frialdad lleva a desilusión.

 

¡Ven conmigo! Y en voz alta repite:

“Nada o nadie me va a detener.”

¡Sal afuera! ¡Sal del escondite!

¡Haz brillar sobre ti el sol otra vez!

 

Copyright © Rubén Sada. 09-10-2010

http://rubensada.blogspot.com/2013/06/sal-del-escondite.html