ESTATUA DE “LIBERTAD”

Estatua libertad, LIBERTAD, POLÍTICA, RUBEN SADA, POBREZA, POESIA SOCIAL,

“¡Dadme a vuestros rendidos, a vuestros pobres!

Vuestras masas hacinadas anhelando respirar en libertad.

El desamparado desecho de vuestras rebosantes playas.
Enviadme a estos, los desamparados sacudidos por las tempestades, a mí.
¡Yo elevo mi faro detrás de la puerta dorada!”

(Emma Lazarus, 1883) Fragmento del soneto “El nuevo coloso”
Inscrito en una placa en la base de la Estatua de la Libertad.
Estatua de “Libertad”
Dime, estatua relumbrante, “Estatua de Libertad”,
¡Oh, reina del “mundo libre”! (Que no es el mundo real)
¿Por qué eres sólo una estatua de granito y vil metal?
¿Para qué en tu mano antorcha si pecas de oscuridad?
¿Por qué tus ojos, oídos, si tan sorda y ciega estás?
Nunca escuchas a los pobres que fenecen con crueldad.
Te clama el desamparado, sacudido en tempestad.
Y tú no le abres la puerta ni lo aceptas en tu hogar.
Al hambriento jamás oyes, ni al que necesita pan,
porque tu insensible piedra no tiene dolor carnal.
Sólo rescatas a ricos, y a los banqueros del mal.
Como inmensa veo tu altura, así es tu insensibilidad.
¿Por qué te hicieron estatua, una estatua nada más?
¿Será que ellas se levantan para quien muere y no está?
¿Será que ellas se construyen cuando algo no existe más? […]
¡Da lo mismo si serías un cuadro de decorar!
En tus muros hay silencios de amor y de caridad.
Hasta “una vaca paciendo con la cabeza doblada”[1]
te ‘superaría en belleza’, estatua de inequidad,
pues su alimento es más vida que tu injusta iniquidad.
Tu sistema financiero no resiste un siglo más
pues es la ley del más fuerte, y no hay “fraternidad”.
¡La fragilidad de tu base de la codicia vendrá,
y la confianza algún día los pueblos te perderán!
Mientras sigas siendo hueca, estatua muerta serás.
Si tu estructura sería, no de cobre, ¡de moral!
si en las almas estarías, de toda la humanidad,
si tus pilares tendrían como base la “igualdad”
y convencida estarías que el mundo es una hermandad…
sólo así resistirías la explosiva adversidad
que la bestial tiranía un día detonará.
Honor a tu nombre harías, sembrando real “libertad”
y a tus hijos cuidarías por toda la eternidad.
© Rubén Sada. (14-01-2013)


[1] Expresión parafraseada del poema XXXI del CANTO A MÍ MISMO de WALT WHITMAN (1819 – 1892)

http://rubensada.blogspot.com/2013/07/estatua-de-libertad.html

Anuncios

LIBRE

ruben_sada_libre


LIBRE

Libre, como el sol cuando amanece yo soy libre… como el mar.

Libre, como el ave que escapó de su prisión, y puede al fin volar. 
(Nino Bravo)


Estoy atrapado en un cuerpo pero es de un ave mi alma.

De afuera verán a un hombre pero es volátil mi áurea.
Parezco un hombre por fuera, tengo un disfraz. ¡Qué falacia!
Este cuerpo no condice con lo que el mismo guarda.

Soy un pájaro que vuela, y libre, en lo alto, anda,

en las alturas del cielo, aunque Dios no me dio alas.
Cuando me pongo a escribir mi espíritu se levanta,
y entre pensamientos y letras con mi pluma hago acrobacia.

Cuando empiezo a leer, veo todo desde una posición bien alta.

No estoy dispuesto a ser hombre que por la tierra se arrastra.
No quiero estar ya más preso escondido tras la máscara.
Yo soy pájaro ataviado que de creerse hombre se harta.

Déjenme volar con libros, y con poesías rimadas.

Ya no seré un ser humano, la gente lastima, y mata.
Me vestiré de avecilla que a nadie molesta y daña,
y me sacaré esta ropa de hombre que se desgasta.

Me quitaré este disfraz, estar en él, no me agrada,

y volaré por la atmósfera silenciosa, azul y blanca.
¡Déjenme despegar libre! ¡Quiero salir de esta jaula!
Este ropaje de carne no le hace bien a mi alma.

Copyright © Rubén Sada. 18/01/2009- Publicado en el libro “Octonarios

Balsero




Balsero
“Es hora de matar los sueños, es hora de inventar coraje.”
(“Sin piel” – Eladia Blazquez)
Es hora de inventar coraje e ir armando el equipaje,
pues me espera nueva vida del otro lado del mar,
con techo, ropa, comida y alguien a quién amar,
yo trataré de llegar, venciendo al furioso oleaje.
En este pobre país me siento un pobre infeliz
pues mi vida vale cero. Por eso intento cruzar
y sé que como balsero yo me tengo que arriesgar,
y si lograra triunfar tendré una vida feliz.

Es triste tener que hacer este arriesgado viaje,
y es muy grande el desarraigo de mi patria, mi raíz.
Las manos vacías traigo pues no las llené en mi país
y aunque en el mar sea mi fin, intentaré este pasaje.
Retaré la tempestad oponiéndome al ultraje,
con esfuerzo y dignidad afrontaré este calvario,
es hora de darle muerte a sueños que tuve a diario,
en pos de cambiar mi suerte con tesón, fuerza y coraje.

©Rubén Sada. 18-02-2011

http://rubensada.blogspot.com/2013/06/balsero.html