Execrable contubernio cleptocrático

Dinero Dios - Poder del dinero - Cleptocracia

Execrable contubernio cleptocrático

“El capitalismo en su expresión más despiadada es una manifestación de psicopatía”.
(Expresión tomada del libro“La prueba Psicópata: Un viaje a través de la industria de la locura”
© 2011 –  Jon Ronson.)
“Si le das más poder al poder, más duro te van a venir a coger”. (Molotov)
“En las esferas más altas del mundo corporativo,
los psicópatas son más comunes de lo que se esperaría.
[La humanidad está gobernada por psicópatas]”(Redacción  BBC Mundo)

Un contubernio execrable donde imperan los rufianes:
¡El mundo está administrado por psicópatas seriales!
Cleptócratas que gobiernan todo lugar y nación
y prosperan con su mal: el dominio del ladrón.

Desde tiempo inmemorial a África colonizó,
depredando sus riquezas, con disfraz de libertad.
Desde cinco siglos a hoy, América le sucedió
y ya queda casi nada por destruir y depredar.

Cuatreros de guantes blancos que someten a la grey,
serpientes de trajes limpios cuya arma está en su ley.
Ley que ellos mismos votan y obtienen marco legal
para que así sea perpetuo su delictivo accionar.

Esclavitud disfrazada con máscara de libertad,
hegemonía de monstruos con poder dictatorial.
Complot de saqueo al mundo, devastación bestial,
donde no podrá habitar la inhumana humanidad.

Cuando trascienda el escándalo, comprarán su impunidad
escudándose en sus títulos de grandeza y majestad.
Su detestable codicia los incita a tener más:
más dinero, más poder, más que oprimir y aplastar.

Más poder y más dinero forman el cóctel letal
que bebiendo están los pueblos desde mucho tiempo ha.
Execrable contubernio, abominable plan
de los ricos poderosos, del demonio, de Satán.

Rubén Sada. Julio de 2013.

Definiciones:
1) Execrable: adj. Que es digno de ser condenado o rechazado.
2) Contubernio: A) Acuerdo entre varias personas para hacer algo ilícito o perjudicial para otro. B) Convivencia con otra persona, con fines oscuros o malintencionados. C) m. Cohabitación, especialmente la considerada ilícita. D) Alianza o liga vituperable.
3) Cleptocracia: Del griego. clepto: quitar; y cracia: fuerza = dominio de los ladrones) es el establecimiento y desarrollo del poder basado en el robo de capital, [o riquezas naturales] institucionalizando la corrupción y sus derivados como el nepotismo, el clientelismo político, el peculado, la malversación del erario público, de forma que estas acciones delictivas quedan impunes debido a que todos los sectores del poder están corruptos, desde la justicia, funcionarios de la ley y todo el sistema político y económico.

http://rubensada.blogspot.com/2013/08/execrable-contubernio-cleptocratico.html

Anuncios

POETA DE UNA CIUDAD VIOLENTA

 
poeta ciudad violenta, violencia, poema social, rubén sada
POETA DE UNA CIUDAD VIOLENTA

Él vive en medio de una guerra armada,
en la que el vivo al paredón se enfrenta.
Reside en la metrópoli violenta,
ya, ni la autoridad puede hacer nada.

Es tempestad social, más que tormenta:
es temporal en el que pocos ganan,
un granizo metálico de balas,
un diluvio que a niños no alimenta.

Vivir en la ciudad es más que afrenta:
a la existencia y su cuantía santa.
A la paz social es asechanza,
es un insulto, injuria, es una ofensa.

De tantos mártires, ya perdí la cuenta,
¡cuántos perdieron sangre en la batalla!
Vertiéndola en arterias que desangran
en cloacas del olvido, indiferencia.

La iniquidad e inequidad canallas,
y más desigualdad, que se acrecienta,
predice el fin del método perverso
en el que amor y justicia se ausentan.

Y aunque este clima se presente adverso,
no le teme al temporal y nunca calla.
No silencia el poeta sus palabras,
encontrando corazones que se abran
a querer pacificar el universo.

Y disparando poemas y unos versos,
va el poeta con armas desarmadas,
entre calles donde almas desalmadas
juguetean a matar de forma cruenta.

Tal vez sea él, el mártir del mañana
dando su vida en la ciudad violenta.

Copyright © Rubén Sada – 25-04-2010

http://rubensada.blogspot.com/2013/06/poeta-de-una-ciudad-violenta.html

APÓSTROFE AL CHORRO Y AL ASESINO (Al mismo estilo poético del “Apóstrofe [a la humanidad]”, de Almafuerte)



APÓSTROFE AL CHORRO Y AL ASESINO

(Al mismo estilo poético del “Apóstrofe [a la humanidad]”, de Almafuerte)
I
No sé bien yo qué razones
te planteas, te propones,
con tus garras despreciables
que violentas, se dedican a robar.
Pero sí sé qué mereces
y es penalidad con creces,
propinándote el zarpazo
que vos mismo propinás a los demás.
Pesadilla de los justos,
fuente de odio y de disgustos,
fabricante de hondas ruinas,
la ignominia de Argentina y más allá.
Desde sombras, bien oculto,
vejas, matas a los cultos,
y acuchillas a mujeres
de materna, colosal humanidad.
II
Enemigo de la patria,
terrorista, antipatria
del fascismo y la violencia,
sos la lacra que hace inicua sociedad.
Traidor de un pueblo activo,
ojalá que estando vivo
se te pudran ambas manos
y que no las uses más para matar.
Sos el cáncer, sos la peste,
sos el miasma de las huestes
de demonios que pululan
a la espalda del mismísimo Satán.
Que te arrojen al Masaya
por tus odios tan canallas,
y erradiquen tu presencia
y tu esencia de atributo criminal.
III
Con mis verbos le disparo
a tu ánima de avaro
pues te abusas, delinquiendo,
violas, robas y asesinas sin razón.
Yo detracto a quien defiende
tu accionar y que pretende
presentarte como víctima,
cuando sos el responsable del horror.
Te apostrofo, te maldigo,
te declaro mi enemigo,
y abomino tu existencia
peligrosa para el buen trabajador.
Ni derechos, ni humanos
porque nunca a tus hermanos
les brindaste más clemencia
ni piedad que les demuestre compasión.
IV
Aunque el juez lo determine,
que en las calles tú camines,
fabricando la violencia
y sembrando las semillas del terror,
no mereces estar libre.
Los que son de tal estirpe
no ameritan leyes blandas
redactadas por ningún legislador.
No mereces ni el recuerdo
por no estar del todo cuerdo,
tu carroña es la vergüenza
del acólito sagrado de la luz.
Instituyes la violencia,
matas gentes indefensas,
pretendiendo la defensa
de abogados tan bandidos como tú.
V
Nuestros gritos de socorro
son apóstrofes al chorro
y mereces un castigo,
un castigo fulminante, si es que hay Dios.
Ya no hay cura para el alma
cuando hay sangre en tus dos palmas,
porque buscan la venganza
tus venenos ponzoñosos de escorpión.
No mereces ni el indulto
pues tu afrenta es un insulto,
tu progenie es tan infame
que maldigo a la mamá que te parió.
¡Cultiva el amor profundo!
¡Aborrece tu acto inmundo!
¡O erradícate del mundo!
Para así limpiar el suelo de tu hedor.

Copyright © Rubén Sada. 24-05-2013


http://rubensada.blogspot.com/2013/05/apostrofe-al-chorro-y-al-asesino-al.html