ARGENTINA SIN ÁNGELES (Poema, a la memoria de Ángeles Rawson)

Ángeles Rawson, poema
 
 
ARGENTINA SIN ÁNGELESA la memoria de Ángeles Rawson,
y otras víctimas de asesinos y abusadores.

Argentina ya no tiene ‘ángeles’,
pues los demonios sueltos están.
Los malditos, impunes en las calles
se burlan de la farsa judicial.

Soledad, Lucila, Florencia, Candela,
y ahora Ángeles. Luego, ¿quién más?
Chacales defendidos por “chicanas”,
¿cuántas chicas en sus garras, morirán?

Cuando la Ley vela por el lucro
y la Justicia pide peaje para actuar,
pierden valor la vida y el futuro,
¡y conceden a asesinos libertad!

Legisladores, camaristas, jueces,
miles de causas ni van a revisar,
¿Para qué sirve este aparato vano?
¡Si es incapaz de justicia administrar!

Complicidad de corruptos abogados
defensores de la pompa criminal.
Argentina, “paraíso de los gangsters”,
para los ‘ángeles’, in-justicia penal.

Rubén Sada. 11-06-2013

http://rubensada.blogspot.com/2013/06/argentina-sin-angeles-poema-la-memoria.html

INSULTOS EN LA POESÍA SON DICHOS CON CORTESÍA

Wolfang Amadeus Mozart (1756-1791) padeció una rara enfermedad conocida como “síndrome de Tourette” , un trastorno neurológico hereditario que se caracteriza por movimientos involuntarios repetidos y tics fónicos incontrolables que, en algunos casos, incluyen insultos y frases inapropiadas. Mozart era propenso a utilizar palabras y frases inapropiadas, habla insultante y comportamiento impulsivo, con reacciones como abandonar su piano en pleno recital ante la realeza, para jugar con un gato que se había colado en la sala.
Yo siempre me pregunté si se puede insultar mediante la poesía.

INSULTOS EN LA POESÍA SON DICHOS CON CORTESÍA

Cuando empiezo a cuestionar tu actitud de mala gente, 
necesito desahogar lo que pasa por mi mente. 
No voy a hablar de tu madre, pues de ti no tiene culpa, 
ni aludiré a tu hermana, a quien debo una disculpa.

Sólo a ti va este mensaje, pues soy persona bien culta, 
te diré lo que te encaje, por qué mi boca te insulta.1 
Me expresaré con poesía: un culto defenestrarte,
y lo haré con cortesía, con insultos desde el arte.

Sos un ave de carroña 2… ¡de farragosa 3 excremencia! 
¡Un mameluco 4 con roña 5 de impresentable presencia! 
¡Sabandija 6 mamarracha 7 de inconcebible demencia 8
¡Despreciable cucaracha de conspicua 9 pestilencia! 10

¡Apóstrofe 11 estrafalario 12! ¡Cenutrio 13 de poca monta!14 
¡Contagioso estornutario 15, más cafre 16 que tosca chonta!17 
Tu cabeza filoxera 18 vacía está, de tan tonta, 
y ¡está más hueca que un tronco podrido que se desmonta!

¡Heredero de Satán! ¡Monarca de Mentecatia! 19
De los necios la deidad, pues te hace falta terapia. 
¡Gazmoño 20 de pacotilla! 21 ¡Babieca! 22 ¡Sandio! 23 ¡Poluto! 24 
Y como no discrimino, no te diré que sos… ¡bruto!

¡Cíclope 25 escarrachado! 26 ¡Pichurriento! 27 ¡Ñiquiñaque!… 28 
Que por mearte el pantalón, te calzás el miriñaque. 29 
¡Estulto! 30 ¡Mamut! 31 ¡Cuadrúpedo! 32 ¡Zolocho 33 de troche y moche! 34
¡Bazofia 35 que se vomita al levantarse de noche!

¡Letrina 36 automatizada! 37 ¡Troglodita! 38 ¡Cavernícola! 39 
¡Epíteto 40 malsonante! ¡Cobarde caperucita! 
No alcanzan estas palabras que aquí te desacreditan, 
aunque fui bastante culto al elegir palabritas.

Autor: Rubén Sada. Publicado en el libro Octonarios. Primer libro de poesía del mundo con código QR en cada uno de los poemas.

REFERENCIAS:

1) El insulto arquetípico es la asignación por parte del hablante de una calificación negativa a otra persona. Al estudiar la etimología de algunas palabras utilizadas en la jerga cotidiana como insultos, podemos ver que muchas palabras comunes, podrían ser insultos en determinadas circunstancias. Por ejemplo, un  adjetivo de “CARNICERO” hacia un prestigioso cirujano, podría descifrarse como un insulto hacia éste. Un grito de “TAXISTA” hacia un conductor desaprensivo, se puede interpretar como insultante. Como contraposición, un insulto real y verdadero carecerá de propósito si el receptor no entiende la palabra con la que se lo está insultando. Como ejemplo, el epíteto “CENUTRIO” significa de acuerdo al Diccionario de la R.A.E. “Persona poco hábil o poco inteligente.” Pero aunque es un descalificativo real, si el receptor del mismo no sabe qué significa esta palabra, no cumplirá su propósito insultante. De allí que, lo que para alguien puede ser un insulto, no lo será para otro. Además, los términos usados como insulto van cambiando a través del tiempo, como el adjetivo “COMUNISTA,” que era usado durante la guerra fría para insultar y provocar sólo a aquellos que no lo eran, pues alguien de ideología marxista, difícilmente se hubiera sentido afectado  por ese calificativo, al contrario, quizás se hubiera sentido honrado al recibirlo.
Como último ejemplo, citaré el insulto filmado el 28 de febrero de 1971 en el pueblo indígena yanomami Mishimishimaböwei-teri, del sur de Venezuela, donde una mujer en su idioma aborígen insulta con estos términos: “Su fea piel está tan manchada que parece más una espinilla que una persona.Y tenemos claro por qué sus hijos son tan hediondos y feos. ¡Vaya si lo sabemos! Sus feas madres les hicieron así. Son todos descendientes de la pus y las espinillas.”  
2) Carroña: Carne en estado de descomposición.
3) Farragosa: Desordenada, confusa.
4) Mameluco: Soldado de una milicia egipcia que servía de guardia personal al sultán. Ropa de trabajo. Se aplica a un hombre torpe.
5) Roña: Suciedad grasienta. 
6) Sabandija: Reptil o insecto perjudicial.
7) Mamarracha: Ridícula, extravagante. Figura o cosa mal hecha.
8) Demencia: Locura.
9) Conspicua: Visible. Sobresaliente.
10) Pestilencia: Olor desagradable. Peste.
11) Apóstrofe: Figura de pensamiento que consiste en interrumpir el discurso para dirigir la palabra con vehemencia a una persona o cosa.
12) Estrafalario: De aspecto sucio. Ridículo. De apariencia extraña.
13) Cenutrio: Persona poco hábil o poco inteligente.
14) De poca monta: De poca importancia.
15) Estornutario: Estornutatorio. Planta que hace estornudar.
16) Cafre: (Etnología) Individuo perteneciente a un grupo de los bantúes meridionales que habita en el África Austral. Bárbaro, Cruel, Zafio, Rústico, Ignorante.
17) Chonta: Árbol. Variedad de la palma espinosa, cuya madera, fuerte y de color oscuro y jaspeado, se emplea para hacer bastones y otros objetos de adorno.
18) Filoxera: Insecto parecido al pulgón que ataca las vides.
19) Mentecatia: República de los mentecatos. Mentecatos: Tontos. Necios.
20) Gazmoño: Que finge mucha devoción o escrúpulos, mojigato.
21) Pacotilla: Mercancía que los marineros u oficiales de un barco pueden embarcar sin pagar por ello. 
22) Babieca: Nombre del caballo del Cid. Bobo.
23)  Sandio: Necio o simple. La acentuación clásica fue sandió; la voz estaba anticuada en el siglo XVI.
24) Poluto: Sucio, contaminado.
25) Cíclope: Monstruo mitológico de un sólo ojo.
26) Escarrachado: Estropeado.
27) Pichurriento: (Méx) Feo, sucio, desordenado.
28) Ñiquiñaque: Sujeto o cosa muy despreciable.
29) Miriñaque: Armazón de tela rígida, a veces reforzado con aros de metal, que se ponían las mujeres debajo de las faldas para abombarlas a la altura de las caderas.
30)  Estulto: Necio, tonto.
31) Mamut. Mamífero prehistórico, parecido al elefante, pero más grande, con dos dientes muy largos y curvados hacia arriba y de pelo áspero y largo.
32) Cuadrúpedo: Mamífero de cuatro patas.
33) Zolocho:  Simple, torpe, aturdido. 
34) De troche y moche: Expresión que significa hacer algo sin orden, sin medida, de cualquier forma, incontroladamente.
35) Bazofia: Comida de aspecto y sabor muy desagradable.
36) Letrina: Lugar destinado para expeler en él los excrementos.
37) Automatizada: Sometida a un procedimiento automático, mediante el cual las acciones no son deliberadas, o voluntarias, sino mecanizadas y repetitivas.
38) Troglodita: Se aplica a la persona que vive en una caverna o vivienda excavada en una roca.
39) Cavernícola: Que vive en las cavernas.
40) Epíteto: Adjetivo calificativo usado para emitir un juicio injurioso o insultante.

http://rubensada.blogspot.com/2013/06/insultos-en-la-poesia-son-dichos-con.html

APÓSTROFE AL CHORRO Y AL ASESINO (Al mismo estilo poético del “Apóstrofe [a la humanidad]”, de Almafuerte)



APÓSTROFE AL CHORRO Y AL ASESINO

(Al mismo estilo poético del “Apóstrofe [a la humanidad]”, de Almafuerte)
I
No sé bien yo qué razones
te planteas, te propones,
con tus garras despreciables
que violentas, se dedican a robar.
Pero sí sé qué mereces
y es penalidad con creces,
propinándote el zarpazo
que vos mismo propinás a los demás.
Pesadilla de los justos,
fuente de odio y de disgustos,
fabricante de hondas ruinas,
la ignominia de Argentina y más allá.
Desde sombras, bien oculto,
vejas, matas a los cultos,
y acuchillas a mujeres
de materna, colosal humanidad.
II
Enemigo de la patria,
terrorista, antipatria
del fascismo y la violencia,
sos la lacra que hace inicua sociedad.
Traidor de un pueblo activo,
ojalá que estando vivo
se te pudran ambas manos
y que no las uses más para matar.
Sos el cáncer, sos la peste,
sos el miasma de las huestes
de demonios que pululan
a la espalda del mismísimo Satán.
Que te arrojen al Masaya
por tus odios tan canallas,
y erradiquen tu presencia
y tu esencia de atributo criminal.
III
Con mis verbos le disparo
a tu ánima de avaro
pues te abusas, delinquiendo,
violas, robas y asesinas sin razón.
Yo detracto a quien defiende
tu accionar y que pretende
presentarte como víctima,
cuando sos el responsable del horror.
Te apostrofo, te maldigo,
te declaro mi enemigo,
y abomino tu existencia
peligrosa para el buen trabajador.
Ni derechos, ni humanos
porque nunca a tus hermanos
les brindaste más clemencia
ni piedad que les demuestre compasión.
IV
Aunque el juez lo determine,
que en las calles tú camines,
fabricando la violencia
y sembrando las semillas del terror,
no mereces estar libre.
Los que son de tal estirpe
no ameritan leyes blandas
redactadas por ningún legislador.
No mereces ni el recuerdo
por no estar del todo cuerdo,
tu carroña es la vergüenza
del acólito sagrado de la luz.
Instituyes la violencia,
matas gentes indefensas,
pretendiendo la defensa
de abogados tan bandidos como tú.
V
Nuestros gritos de socorro
son apóstrofes al chorro
y mereces un castigo,
un castigo fulminante, si es que hay Dios.
Ya no hay cura para el alma
cuando hay sangre en tus dos palmas,
porque buscan la venganza
tus venenos ponzoñosos de escorpión.
No mereces ni el indulto
pues tu afrenta es un insulto,
tu progenie es tan infame
que maldigo a la mamá que te parió.
¡Cultiva el amor profundo!
¡Aborrece tu acto inmundo!
¡O erradícate del mundo!
Para así limpiar el suelo de tu hedor.

Copyright © Rubén Sada. 24-05-2013


http://rubensada.blogspot.com/2013/05/apostrofe-al-chorro-y-al-asesino-al.html

APÓSTROFE AL ECOCIDA

APÓSTROFE AL ECOCIDA

(Al estilo del “Apóstrofe” de Almafuerte)

Empresario sin conciencia que intoxicas con demencia,
infectando con vehemencia cauces, ríos de agua pura,
sometiendo en ecocidio a la natura,
con descaros de locura.
¡Sinvergüenza sin vergüenza!
Tu conducta me repugna, tu insolencia me apostrofa,
tu propósito está en pugna con los niños y se mofa
de cualquier generación que venga atrás.
Has transado con la usura extinguiendo a las criaturas.
Has cubierto los espacios de cianuro y de basura,
de mercurio.
Provocaste gran perjurio y la ruptura
del entero ecosistema en el que están.

Fratricida disfrazado de filántropo honorario,
cuya máscara es la fuente de trabajo que generas,
un destajo que emponzoña las riberas
de mil químicos, de roña, de carroña y de tu lastre,
superando el cruel ‘desastre de Bhopal’.
Tus empresas que no alcanzan a pagar mísera fianza
por los daños al planeta que originas. Asesinas,
con la firma en los contratos
cuya alianza es con la muerte
y el maltrato a los estratos y a la mar.
Asfixiando toda suerte, te diviertes
siendo el ‘Príncipe del Mal’.

Homicida ataviado de magnánimo, de señor
noble y pulcro,
sabio y culto a la vista de los medios,
mas tu predio lleno está de la inmundicia,
por firmar con avaricia
la sentencia que suprime la clemencia hacia los mares,
la piedad
hacia los hielos, los suelos y los cielos,
y asociarte a funcionarios más matones que un sicario
para luego hacer bandera de tus dígitos bancarios
y tal cual un dinosaurio
devorarte a los demás.

Ecocida pestilente más infame que Mengele,
despreciable matricida impenitente
que mancillas con derrames
los translúcidos vernáculos antárticos,
desde el trópico hasta el ártico,
no importándote el siniestro de este porvenir funesto:
Para ti: ¡Castigo eterno, por faltarte humanidad!
Y a tus socios del gobierno
que proveen complicidad,
aversión en el averno, queja eterna, llanto eterno
por los siglos de los siglos y hasta el fin de los milenios,
¡por los niños que vendrán!

Autor: Rubén Sada.

Publicado en la Antología QUEHACER ECOLÓGICO

(Ediciones Independientes Rubén Sada 2013)

contaminacion agua DOCU_GRUPO Smoke billows from a cement plant on the outskirts of Baokang