NO ME APUNTES CON TU F.A.L, SOLDADO

monumento soldado malvinas bernal



NO ME APUNTES CON TU F.A.L, SOLDADO

(F.A.L.= Acrónimo de “Fusil Automático Liviano”.)

No me apuntes, ni dispares contra mí tu FAL, soldado, 
no soy yo el enemigo, soy tu amigo, soy tu hermano.
‘Los hermanos sean unidos’ fue la verdad del gaucho,
y nos hallarán vencidos si somos bando contrario.

No me apuntes, ni dispares contra mí tu FAL, soldado, 
¿Te percataste que estoy totalmente desarmado?
El enemigo es quien odia y el que mata a los humanos,
como lo hizo Caín con Abel, su propio hermano.

Está enquistado en el trono, se cree Dios, y rey y amo. 
Jamás le tiembla la mano cuando firma un negociado.
Todo controla, hasta leyes. Él es multimillonario.
No educa al pueblo incapaz, pues puede así dominarlo.

El enemigo en aviones importa la droga a diario,
y al enemigo no importa comerciarla por los barrios.
Saquean sus guantes blancos, con galón de funcionario,
causando que desnutridos, mueran los niños del Chaco.

Es un quiste en las enfermas conciencias de los avaros.
Está oculto y camuflado entre números bancarios.
Su muerte cotiza en bolsa, y en alza está agazapado.
El enemigo es bestial, es monstruoso, es inhumano.

No me apuntes, ni dispares contra mí tu F.A.L, soldado. 
¿No ves que apenas tengo cumplidos dieciocho años?
¿No ves que lo que nos cuesta sólo uno de tus balazos
podría dar de comer a familias por un año?

Ya sé lo que estás pensando, me decís que te ordenaron,
¿comprendes dónde están hoy los que ayer arrió el tirano?
¡Cuánta sangre! ¡Cuánto tiempo sin poder recuperarlo!
Y hoy estamos como estamos por no hacerle caso al gaucho.

Aunque logres silenciarme con una bala en mi cráneo,
mi pacífico mensaje será bandera en lo alto.
Aquí traigo esta proclama, como magnífico heraldo:
“¡Basta de gastos en armas!” Pedimos todos los bardos.

Mejor, dispárale al odio, a la crueldad, al maltrato,
a la vil trata de niñas, y de niños como esclavos.
A la falta de conciencia del planeta que dejamos,
donde hay contaminación, combátela con un árbol.

Mejor combatirlo al hambre, y a la escasez de trabajo,
apuntarle a la miseria, y al cáncer que causa estragos.
¿Qué entregarás a tus nietos cuando vayan de tu mano?
¿Otro FAL? ¿O un nuevo mundo? ¡Ayúdame hoy a crearlo!

Nada ganás apuntando a mi cabeza, soldado,
permitime una familia, y oportunidad de amarlos.
¡Ayudá a cambiar las mentes del mundo con buenos actos!
¡Y unidos todos los pueblos, se juntarán en abrazos!

Copyright © Rubén Sada. Publicado en el libro “Octonarios

http://rubensada.blogspot.com/2013/07/no-me-apuntes-con-tu-fal-soldado.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s