¡Clemencia! Pide “Merluza” (Soneto de denuncia sobre la depredación ictícola) por Rubén Sada

¡Clemencia! Pide “Merluza”

¡Clemencia! Pide “Merluza”, de una cruel depredación,
un ictícola[1]exterminio, asesinato del mar.
Delincuente escaramuza de piratas de ultramar
protegidos por corruptos de mísero corazón.

Saqueos de sobrepesca, que para “comer” no son,
sino por brutal codicia que el dinero ha de lograr.
“Arte de arrastre” aniquila a esta especie singular,
soberanía marítima sometida a traición.
 
“Merluza” está sumergida en la desesperación,
la extinción de su familia causa una gran conmoción.
“Merluza” pide ¡Clemencia! Pide ¡Piedad! ¡Compasión!…
 
Pero la sorda demencia no le preserva atención…
Miles de niños con hambre y pocos comen caviar.
A “Merluza” asfixian otros, y la tiran muerta al mar.
Copyright © Rubén Sada – 28/05/2013


[1] ictiología.
(Del gr.
χθύς, –ύος, pez, y -logía).
1. f. Parte de la zoología que trata de los peces.
Más info sobre la depredación ictícola de la merluza en los mares argentinos.

http://rubensada.blogspot.com/2013/05/clemencia-pide-merluza-soneto-de.html

Quién fue

 

 

Quién fue

 

Desearía saber quién fue el perverso

que quitó identidad en tu documento

y te empujó a atravesar el tiempo

sin la música de los dulces versos.

 

Desearía saber quién fue el maldito

que opacó tus sonrisas con lamentos,

convirtiendo tu gozo en sufrimientos,

cambiando tu alegría en fuertes gritos.

 

Quisiera frente a mí al malnacido

que hurtó tu juventud en un momento,

poniendo en tus pupilas lentes negros,

marchitando tus flores con espinos.

 

Dime quién arrugó tu piel lozana

con las grietas curtidas de los años,

con noches de llanto y desengaño,

quebrando la ilusión de tus mañanas.

 

Di que fue el brazo oscuro del destino

o el rigor tempestuoso de los vientos.

Di que fueron aventuras de tus cuentos

o que fue tu locura y desatino.

 

Di que fue el deseo de tu sexo,

o que fue el producto de un error.

Di que fueron tus párpados inciertos,

di que fueron los engaños del amor…

 

Échale la culpa a tus ancestros…

¡Échale la culpa al mismo Dios!

Mas, no me hagas a mí culpable de esto,

no me digas, amor, que he sido yo.

 

Copyright © Rubén Sada. 

http://rubensada.blogspot.com/2013/05/quien-fue.html

SI MAÑANA DESPIERTO

mujer dormida, poema de amor, rubén sada, palabras de amor

SI MAÑANA DESPIERTO

Si mañana despierto
recordaré este sueño,
y entre sábanas blancas
te llenaré de besos.

Si mañana despierto
me acercaré a tu pecho,
y en un rapto de gloria
me invadirá el deseo.

Si mañana despierto
me enredaré en tu pelo,
y con un guiño cómplice
leerás mi pensamiento.

Si mañana despierto
me perderé en tu cuerpo,
y en nuestro nido áureo
te abrazaré de nuevo.

Si mañana despierto
te obsequiaré mi tiempo
horas y días de amor,
que te serán un momento.

Si mañana despierto
recitaré este verso,
y vivir a tu lado otro día
será mi gran privilegio.

©Rubén Sada – 02-10-2005

APÓSTROFE AL CHORRO Y AL ASESINO (Al mismo estilo poético del “Apóstrofe [a la humanidad]”, de Almafuerte)



APÓSTROFE AL CHORRO Y AL ASESINO

(Al mismo estilo poético del “Apóstrofe [a la humanidad]”, de Almafuerte)
I
No sé bien yo qué razones
te planteas, te propones,
con tus garras despreciables
que violentas, se dedican a robar.
Pero sí sé qué mereces
y es penalidad con creces,
propinándote el zarpazo
que vos mismo propinás a los demás.
Pesadilla de los justos,
fuente de odio y de disgustos,
fabricante de hondas ruinas,
la ignominia de Argentina y más allá.
Desde sombras, bien oculto,
vejas, matas a los cultos,
y acuchillas a mujeres
de materna, colosal humanidad.
II
Enemigo de la patria,
terrorista, antipatria
del fascismo y la violencia,
sos la lacra que hace inicua sociedad.
Traidor de un pueblo activo,
ojalá que estando vivo
se te pudran ambas manos
y que no las uses más para matar.
Sos el cáncer, sos la peste,
sos el miasma de las huestes
de demonios que pululan
a la espalda del mismísimo Satán.
Que te arrojen al Masaya
por tus odios tan canallas,
y erradiquen tu presencia
y tu esencia de atributo criminal.
III
Con mis verbos le disparo
a tu ánima de avaro
pues te abusas, delinquiendo,
violas, robas y asesinas sin razón.
Yo detracto a quien defiende
tu accionar y que pretende
presentarte como víctima,
cuando sos el responsable del horror.
Te apostrofo, te maldigo,
te declaro mi enemigo,
y abomino tu existencia
peligrosa para el buen trabajador.
Ni derechos, ni humanos
porque nunca a tus hermanos
les brindaste más clemencia
ni piedad que les demuestre compasión.
IV
Aunque el juez lo determine,
que en las calles tú camines,
fabricando la violencia
y sembrando las semillas del terror,
no mereces estar libre.
Los que son de tal estirpe
no ameritan leyes blandas
redactadas por ningún legislador.
No mereces ni el recuerdo
por no estar del todo cuerdo,
tu carroña es la vergüenza
del acólito sagrado de la luz.
Instituyes la violencia,
matas gentes indefensas,
pretendiendo la defensa
de abogados tan bandidos como tú.
V
Nuestros gritos de socorro
son apóstrofes al chorro
y mereces un castigo,
un castigo fulminante, si es que hay Dios.
Ya no hay cura para el alma
cuando hay sangre en tus dos palmas,
porque buscan la venganza
tus venenos ponzoñosos de escorpión.
No mereces ni el indulto
pues tu afrenta es un insulto,
tu progenie es tan infame
que maldigo a la mamá que te parió.
¡Cultiva el amor profundo!
¡Aborrece tu acto inmundo!
¡O erradícate del mundo!
Para así limpiar el suelo de tu hedor.

Copyright © Rubén Sada. 24-05-2013


http://rubensada.blogspot.com/2013/05/apostrofe-al-chorro-y-al-asesino-al.html

CONVIVIO EN TU BÚSQUEDA


CONVIVIO EN TU BÚSQUEDA      (Soneto con estrambote)
Invité a los pájaros del viento
a un gran banquete de migas de pan.
Ansiando hallarte, en un momento,
intenté todo truco, todo plan.
Prometí gran convivio[1] con las aves,
buscando que te puedan encontrar.
Les juré destruir todas las llaves
de las jaulas que impídenles volar.

Ya no avanza el reloj, ni existe el tiempo,
intentando encontrarme con tu paz.
Se acabaron cerrojos y alimentos,

y no ansían los pájaros volar.
¿Dónde te hallas, amor, que no te encuentro?
¿Dónde estás, que no cesas de emigrar?
Te ocultaste allá…
¡Entre muros de frío aislamiento
vallando tu país de libertad!
Copyright © Rubén Sada


[1]) Convivio: Convite.
(Del cat. convit).
1. m. Acción y efecto de convidar.
2. m. Función y especialmente comida o banquete a que es convidado alguien.
3. m. Reunión de trabajadores que prestan sus servicios a cambio de comida.

http://rubensada.blogspot.com/2013/05/convivio-en-tu-busqueda.html

APÁGAME LAS LLAMAS (Soneto alejandrino, por Rubén Sada)

mujer, rosas, amor, poema, romántico, rubén sada,
 
Apágame las llamas
Soneto alejandrino.
Apágame las llamas que queman y se avivan
mirando tus pupilas que brillan como el sol.
Me observas y enceguece mi alma, y me palpita
de flama y se me enciende este frágil corazón.
Extíngueme el siniestro de oír tus melodías,
sofoca mis oídos con tu dulce voz.
Rozando tus cabellos me estoy prendiendo chispa,
ahógame este incendio, que muero de pasión.
Apágame estas llamas, que aquí yo desearía
sucumbir entre tus brazos a la ‘petite mort’.
Tus besos me despiertan, tus formas me obnubilan,
me hechizan y cautivan tus senos de algodón.
Y así como una antorcha, me quemo en agonía…
¡Apágame las llamas! Me quemo con tu amor.
Copyright ©: Rubén Sada.

http://rubensada.blogspot.com/2013/05/apagame-las-llamas-soneto-alejandrino.html

COMO HERMANAS GEMELAS (Poema romántico de Rubén Sada)

mujer noche



COMO HERMANAS GEMELAS

Dime por qué te pareces, te pareces tanto a ella,
ambas son tan hermosas e increíblemente bellas.
Son como flor y rosa, son como playa y arena,
son semejantes en todo, son como hermanas gemelas.

Dime qué misterios tienes que te pareces a ella,
con tu magia, con tu embrujo, influjos de los planetas.
Eres de piel tan oscura, pero suavemente tersa,
un mar de tranquilidad, y cada tanto hay tormenta.

En ambas hallo cobijo, el refugio en mi planeta.
Ambas son mi solaz, y el descanso que me alegra.
Ambas son mi escrondrijo, la paz después de la guerra,
después de mi trajinar luchando contra la bestia.

Y regreso siempre a casa, pues sé que las dos me esperan
con su pasión por mi almohada, y el desvelo de un poeta.
Son como hermanas gemelas, y entre ustedes no se celan.
Con las dos me acuesto a diario y las abrazo de cerca.

Dime por qué el parecido te asemeja tanto a ella,
tan mías pero tan frías, y me hacen ver las estrellas.
Con las dos me regocijo hasta la embriaguez plena.
Ambas me han dado hijos, bendición de mi existencia.

A las dos las necesito, aunque sean mi condena,
so pena se me declare un muerto por abstinencia.
¡Respóndeme esta pregunta antes de que amanezca!
Dime por qué, “noche amada”, te pareces tanto a ella.

Copyright © Rubén Sada. 23/10/2011

http://rubensada.blogspot.com/2013/05/como-hermanas-gemelas-poema-romantico.html